27 Nov
IRPF becarios

Becarios: la cuantía percibida por las prácticas académicas extracurriculares está sujeta a tributación

Becarios. La Dirección General de Tributos se ha vuelto a pronunciar sobre las prácticas académicas extracurriculares dejando claro que la cuantía percibida por los estudiantes que realicen este tipo de prácticas está plenamente sujeta a tributación (Consulta Vinculante V3056-19, de 30 de octubre de 2019).

El caso concreto planteado

Un estudiante percibió unos rendimientos sobre los que se practicó retención del 2% y que proceden de una ayuda al estudio. Según explica, hizo unas prácticas académicas externas extracurriculares en el marco de un convenio de cooperación educativa.

En concreto, las prácticas se hacen en el marco de un Convenio de Cooperación Educativa para la realización de prácticas académicas externas extracurriculares, firmado por una universidad (donde el consultante está matriculado en unos estudios de grado), una entidad colaboradora (una empresa, sociedad limitada) y el propio consultante, en el marco del Real Decreto 592/2014.

Plantea a Hacienda si debe declarar la ayuda al estudio en su declaración del Impuesto sobre la Renta de las Persnas Físicas (IRPF).

La respuesta de Hacienda

En el presente caso, se trata de una ayuda por la realización de unas prácticas extracurriculares, esto es, que no forman parte de un plan de estudios (según definición del artículo 4 del citado Real Decreto 592/2014), lo que supone entender que no estamos ante estudios reglados ni tampoco ante una beca para investigación.

Además, recuerda la Consulta, este Centro Directivo, en la consulta V2100-17 (sobre una diputación que tiene firmados convenios de cooperación educativa con dos fundaciones universitarias para que los alumnos universitarios realicen prácticas formativas en la propia diputación y ayuntamientos de la provincia. Por la realización de las prácticas, la diputación satisface a los alumnos una bolsa o ayuda al estudio) señaló lo siguiente:

“Si bien la bolsa o ayuda al estudio la satisface una entidad pública, su concesión no se realiza en el ámbito de una convocatoria pública, sino en el ámbito restringido del Convenio firmado por la Diputación con las fundaciones y la universidad para el establecimiento de Programas de Cooperación Educativa, convenio que la consultante suscribe en una condición genérica de “empresa”, en igualdad de condiciones que cualquier otra que firme el correspondiente convenio, y al margen de su naturaleza de entidad pública.

Por todo ello, cabe concluir que estas bolsas o ayudas al estudio otorgadas al amparo de los Programas de Cooperación Educativa universidad-empresa no se encuentran amparadas por la exención del artículo 7.j) de la Ley del Impuesto.

Desde la consideración de esas bolsas o ayudas al estudio como rendimientos del trabajo (no exentos), sometidos —por tanto— a retención en cuanto son satisfechos por una persona o entidad obligada a retener (la Diputación), por lo que respecta al tipo de retención aplicable, el mismo se determinará de acuerdo con el procedimiento general recogido en el artículo 82 del RIRPF, debiendo tenerse en cuenta que el tipo resultante no podrá ser inferior al 2% al tener la relación entre alumno y empresa una duración inferior al año, tal como establece el artículo 86.2 del mismo Reglamento.”

En consecuencia, concluye la consulta,  la ayuda obtenida por el consultante no está amparada por la exención del artículo 7 j) de la LIRPF, por lo que procede la tributación del importe de la misma por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como rendimientos del trabajo según lo dispuesto en el artículo 17 de la LIRPF.

 

 

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies