07 Ene
diferencias salariales

Hacienda aclara la tributación del pago de diferencias salariales en virtud de sentencia

La Dirección General de Tributos ha vuelto a pronunciarse sobre la tributación del pago de diferencias salariales en virtud de sentencia judicial correspondientes a periodos impositivos ya pasados (Consulta Vinculante V3150-19, de 13 de noviembre de 2019).

El caso concreto enjuiciado

Mediante sentencia judicial dictada en 2019 se reconoce a la consultante el derecho percibir diferencias salariales correspondientes a periodos impositivos pasados cuya fecha no se expresa en el escrito de consulta.

Se plantea la tributación de la cuantía percibida.

La respuesta de Hacienda

Desde la calificación como rendimientos del trabajo que —conforme con lo dispuesto en el artículo 17.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF, procede otorgar a las diferencias salariales objeto de consulta, el primer asunto que procede analizar es la determinación de su imputación temporal.

La imputación temporal de los rendimientos del trabajo se regula en el artículo 14.1.a) de la LIRPF, que establece, como regla general, que los rendimientos del trabajo se imputan al período impositivo en que son exigibles por su perceptor. Junto a esta regla general, el apartado 2 de dicho artículo contiene ciertas reglas especiales, entre ellas, en sus letras a) y b), dispone lo siguiente:

“a) Cuando no se hubiera satisfecho la totalidad o parte de una renta, por encontrarse pendiente de resolución judicial la determinación del derecho a su percepción o su cuantía, los importes no satisfechos se imputarán al período impositivo en que aquélla adquiera firmeza.

b) Cuando por circunstancias justificadas no imputables al contribuyente, los rendimientos derivados del trabajo se perciban en períodos impositivos distintos a aquéllos en que fueron exigibles, se imputaran a éstos, practicándose, en su caso, autoliquidación complementaria, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno. Cuando concurran las circunstancias previstas en el párrafo a) anterior, los rendimientos se considerarán exigibles en el período impositivo en que la resolución judicial adquiera firmeza.

La autoliquidación se presentará en el plazo que media entre la fecha en que se perciban y el final del inmediato siguiente plazo de declaraciones por el impuesto”.

En consecuencia, concluye la Consulta, procederá imputar al período impositivo de adquisición de firmeza de la sentencia (2019 según se manifiesta en el escrito) las diferencias salariales objeto de consulta.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies