15 Nov
pacto para racionalizar horarios Carmen Calvo

Congreso ARHOE: La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, apuesta por un gran pacto social y político para la racionalización de los horarios

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha apostado hoy, 15 de noviembre, por “un pacto social y político para la racionalización de los horarios en nuestro país” que “nos permita tomar decisiones en el ámbito laboral, en el ámbito de la administración pública, y en ámbito de la cultura, el ocio y los medios de comunicación”.

Calvo ha realizado estas declaraciones en la inauguración del XIII Congreso Nacional para la Racionalización de los Horarios, organizado por ARHOE -Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles-, donde ha asegurado que el debate abierto en Europa es “una ventana de oportunidad” para abordar un asunto de gran envergadura.

En primer lugar, el Gobierno fijará posición una vez reciba el informe del grupo de personas expertas para el cambio de hora oficial. “Queremos que acabe el cambio horario e intentaremos avanzar en un gran acuerdo en Europa porque “no sería conveniente tener un puzle de horarios en los países europeos”.

Una vez fijado el horario en esas dos dimensiones, el de verano o el de invierno, sin cambio de hora, y en qué huso horario, “tendríamos la base definitiva sobre la que trabajar” para la racionalización del tiempo, ha explicado Calvo, “atendiendo fundamentalmente a la igualdad entre mujeres y hombres, y a las necesidades de menores y personas mayores”. A partir de ahí, ha dicho, “se producirá por necesidad, por reflexión y por obligación un cambio de los usos y el reparto del tiempo en nuestro país”.

Conciliación y corresponsabilidad

Calvo ha añadido que la racionalidad en los horarios favorece no solo “la corresponsabilidad y la conciliación, sino también la salud física, psíquica y emocional” y ha destacado que “es evidente que afecta mucho más a las mujeres desde el punto de vista discriminatorio”.

La vicepresidenta y ministra de Igualdad ha afirmado que “el tiempo de las mujeres históricamente nunca ha sido contabilizado en términos económicos. Nuestro trabajo ha sido gratis” y por eso “alterar el uso del tiempo es tan conveniente para una sociedad que tiene que ser igualitaria en los derechos, en las oportunidades y en las libertades de hombres y mujeres“.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies