29 Ago

Cerca del 28% de los trabajadores se plantea cambiar de empleo a la vuelta de sus vacaciones

El 27,5% de los trabajadores españoles se plantea cambiar su empleo a la vuelta de sus vacaciones, más de 5,3 millones de ocupados, según los datos de un estudio elaborado por la compañía Randstad para conocer las inquietudes de los profesionales tras las vacaciones de verano.

Los ocupados con un mayor nivel formativo son quienes tienen mayor intención de cambiar de trabajo a la vuelta de las vacaciones. En este sentido, el 36,7% de los trabajadores con estudios superiores asegura querer cambiar su puesto de trabajo después del periodo estival. De ellos, el 13,3% asegura que ya está buscando un nuevo puesto.

Cuando el nivel de formación es menor, desciende también el número de trabajadores que quiere cambiar de empleo después de las vacaciones. Uno de cada cinco trabajadores (20,4%) con educación secundaria o inferior afirma querer cambiar de empleo, un porcentaje que se sitúa en el 27,1% en el caso de los profesionales con Bachillerato.

La encuesta realizada por Randstad muestra, además, que por rangos de edad los mayores de 45 años son los que más se plantean cambiar de empleo tras su reincorporación, ya que el 29,2% se lo está planteando. A este grupo les siguen los ocupados que tienen entre 25 y 45 años, de los cuales el 27,2% se plantean cambiar de empleo. Los menores de 25 años son los que menos intención tienen de cambiar su puesto tras las vacaciones, ya que en este colectivo el porcentaje se sitúa en el 25,9%.

Cambio de ciudad y de país

Randstad también se ha interesado por los trabajadores que están dispuestos a hacer las maletas y cambiar de ciudad por un nuevo puesto de trabajo. Según el análisis de Randstad, cuatro de cada diez trabajadores (43%) estarían dispuestos a mudarse de localidad para acceder un nuevo empleo.

Acotando por edad, los jóvenes muestran más predisposición a mudarse por un nuevo puesto de trabajo. De esta manera, el 58,1% de los menores de 25 años asegura que está dispuesto a cambiar de ciudad para conseguir un nuevo puesto de trabajo al volver de las vacaciones. A ellos les siguen los ocupados que tienen entre 25 y 45 años, de los cuales el 43,6% está dispuesto y, por último, los mayores de 45 años, donde el porcentaje de empleados que se mudaría a otra ciudad se sitúa en el 33,8%.

Por otra parte, los ocupados se muestran más reticentes a cambiar de trabajo si eso requiere cruzar la frontera y trabajar en otro país. En este sentido, uno de cada tres ocupados (30,6%) estaría dispuesto a cambiar de país para encontrar otro empleo al volver de sus vacaciones.

Los menores de 25 años son los más dispuestos, ya que el 45,4% se iría para encontrar un nuevo puesto de trabajo después de las vacaciones si mejorase sus condiciones actuales. Les siguen los ocupados que tienen entre 25 y 45 años, con un 32,5%, mientras que el 18,8% de los trabajadores mayores de 45 años se mudaría de país.

En este caso se valora especialmente el salario, ya que sería determinante para el 70,4% de los trabajadores. A continuación se sitúan las oportunidades de promoción profesional (51,9%), seguido muy de cerca por mejores políticas de conciliación.

Razones para el cambio

En cuanto a los motivos que mueven a los empleados a querer cambiarse de empresa, el factor principal por el que cambiarían de trabajo es una mejora en el salario (58,6%), seguido por la conciliación entre vida profesional y personal (47,1%).Otros motivos que valoran los ocupados son las oportunidades de promoción profesional (41,8%), o una mayor seguridad laboral (37,8%).

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies