25 Oct
registro de jornada y absentismo

La ministra de Trabajo avala usar el registro de jornada para controlar el absentismo

Registro de jornada y absentismo. La ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, ha avalado el uso del registro diario de jornada para controlar el absentismo.

La ministra ha participado hoy, 25 de octubre, en las VIII Jornadas de Derecho Laboral de Guadalajara, dedicadas en esta ocasión al “Control de jornada, derecho a la intimidad y nuevas tecnologías”.

Registro de Jornada

Sobre este tema, las declaraciones de la ministra han sido las siguientes:

La nueva regulación (sobre el registro diario de la jornada) facilita la organización por parte de las empresas al contar con un “instrumento de cómputo de la jornada” y “es una oportunidad en materia de productividad y control del absentismo”.

Valerio ha recordado además que el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo incluyó, entre otros temas, la obligación del control efectivo del horario de trabajo para garantizar el cumplimiento de los límites establecidos en las leyes.

Esta norma, “claramente alineada con las previsiones europeas”, entró en vigor el 12 de mayo, pocos días antes de que el Tribunal de Justicia Europeo señalase en su sentencia, del 14 de mayo, que sin un sistema que permita computar la jornada, se dificulta “en extremo” que los trabajadores logren hacer respetar sus derechos.

En la misma línea se ha pronunciado la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para quien, además, “el control de la jornada incidirá en la reducción de los accidentes de trabajo y los riesgos psicosociales asociados a dichas jornadas”.

“El objetivo es salvaguardar el derecho de las personas trabajadoras a ejercer su actividad laboral en un tiempo previsible y a una retribución proporcional, permitiendo además la conciliación de la vida laboral y personal”, ha explicado Valerio.

Además, la nueva regulación facilita la organización por parte de las empresas al contar con un “instrumento de cómputo de la jornada” y “es una oportunidad en materia de productividad y control del absentismo”.

“Estas medidas son necesarias para forjar un futuro del trabajo con justicia social, para construir vías hacia la formalización, para reducir la desigualdad y la pobreza de los trabajadores y para mejorar su seguridad y proteger su dignidad”, ha asegurado la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones.

Derechos digitales
La Organización Internacional del Trabajo también aboga por ampliar la soberanía sobre el tiempo de trabajo, lo que implica reflexionar también sobre el uso en la empresa de las tecnologías de la información y la comunicación “que permiten que se trabaje en cualquier lugar, en cualquier momento”, ha apuntado la ministra.

Por eso, a medida que la revolución digital avanza “se impone la necesidad de trabajar para garantizar los derechos digitales de todos los trabajadores y trabajadoras”.

En este aspecto, la ministra ha recordado el protocolo recientemente firmado con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), cuyo objetivo es dar a conocer y difundir entre organizaciones empresariales y sindicales las responsabilidades penales, civiles, laborales y de Seguridad Social y administrativas de la difusión de imágenes, vídeos o audios en el entorno laboral, cuando se refieran a datos especialmente sensibles a través de internet.

“En la era digital, los gobiernos y las organizaciones de empleadores y de trabajadores tendrán que encontrar nuevos medios para aplicar de forma eficaz a nivel nacional determinados límites máximos de las horas de trabajo, por ejemplo”. En este contexto, Valerio ha destacado la importancia del diálogo social para forjar “acuerdos innovadores”.

La ministra se ha mostrado también partidaria de que sean los empleadores quienes establezcan, con la participación de los representantes de los trabajadores, los criterios de utilización de los dispositivos digitales, en lo que se refiere al tiempo, la protección de la intimidad o los usos autorizados.

Para Magdalena Valerio, todos estos cambios deben reflejarse en un nuevo marco normativo ajustado a las nuevas realidades. “Una de las principales tareas de la futura legislatura con independencia del gobierno que sea formado”, ha asegurado Magdalena Valerio, será “la elaboración y redacción de un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI”. “Nuestro marco normativo laboral está compuesto principalmente por una ley del año 1980″, ha recordado.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies