25 Mar
tribunales email sindicatos

La negativa injustificada por parte de la empresa de permitir el uso del correo electrónico a un determinado sindicato vulnera el derecho a la libertad sindical

La injustificada negativa de la empresa de permitir el uso del correo electrónico a un determinado sindicato vulnera el derecho a la libertad sindical si la compañía no acredita que existen circunstancias que justifiquen dicha negativa (sentencia del Tribunal Supremo de 21 de febrero de 2019)

El caso concreto enjuiciado

La sentencia de la Audiencia Nacional recurrida en casación estimó parcialmente la demanda de tutela de derechos fundamentales interpuesta por el sindicato AIRE.

La AN, tras declarar que la empresa ha vulnerado el derecho a la libertad sindical y a la igualdad de trato, reconoció el derecho del sindicato a disponer de una cuenta de correo asignada a su sección sindical así como de una partición en el disco web de la empresa como tienen los demás sindicatos y el acceso a las listas de distribución de todos los empleados en España.

La compañía recurre en casación ante el Tribunal Supremo.

La sentencia del Supremo

El Tribunal Supremo desestima el recurso de la empresa y confirma la sentencia dictada por la Audiencia Nacional.

Entre sus razones, el Tribunal Supremo destaca que no concurren circunstancias que pudieran justificar la negativa de la empresa, sobre todo, cuando dicha empresa ha reconocido ese mismo derecho a otros sindicatos y no consta que su utilización suponga un gravamen o incremento de costes para la empresa, ni que perjudique el normal desarrollo de la actividad productiva.

No consta, argumenta el Supremo, que la empresa tuviera que hacer la más mínima modificación en sus sistemas informáticos; ni que esta circunstancia pueda suponer un perjuicio o distorsión en la actividad empresarial; comporte otros gravámenes adiciones, o suponga un incremento de costes.

Además, la empresa ni tan siquiera ha alegado que la utilización del correo electrónico por el sindicato pudiere suponerle un incremento de costes, o incidir negativamente de alguna forma en su proceso productivo, generar distorsiones o problemáticas que pudieren suponerle la asunción de mayores cargas en la gestión empresarial.

Bien al contrario, determina la sentencia, la empresa ha omitido absolutamente cualquier alusión al respecto, para limitarse simplemente a cuestionar el nivel de representatividad que el sindicato ostenta, y a no reconocerle ese derecho porque se trata de una organización sindical de nueva creación que no se presentó a las últimas elecciones sindicales.

Y conforme a la doctrina del Tribunal Constitucional, concluye el Supremo, se trata de analizar si la empresa ha

incurrido en una actuación antisindical vulneradora del derecho a la libertad sindical, al negarse a permitir la utilización del sistema de correo electrónico a un sindicato que se ha constituido a nivel nacional, que se encuentra implantado en la empresa con un nivel de afiliación nada desdeñable, en el que además se han integrado 10 miembros del comité de empresa de uno de sus cinco centros de trabajo que resulta ser el tercero en importancia por el número de trabajadores, cuando, por el contrario, permite su utilización a los demás

sindicatos.

Y con todos esos elementos en juego, concluye el Supremo, la respuesta no puede ser otra que la de concluir que la empresa ha vulnerado el derecho de libertad sindical, desde el momento en el que no ofrece ninguna justificación de las razones por las que impide utilizar ese medio de comunicación al sindicato demandante, en las mismas condiciones en las que se lo permite a las demás organizaciones sindicales.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies