11 Feb
no cabe unificar doctrina art 54 al no ser posible la igualdad

Despido disciplinario: no cabe unificar doctrina para calificar conductas incluidas en el art. 54 dada la dificultad de que se produzcan situaciones sustancialmente iguales

El Tribunal Supremo ha vuelto a dejar claro en una sentencia que la calificación de conductas a los efectos de su inclusión en el art. 54 del ET (despido disciplinario) no es materia propia de la unificación de doctrina, ante la dificultad de que se produzcan situaciones sustancialmente iguales (Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de enero de 2019).

El caso concreto

La cuestión que se plantea en el presente recurso de casación unificadora consiste en determinar si constituye o no un supuesto de trasgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en el desempeño del trabajo, susceptible de comportar la sanción más grave de despido, la conducta de un trabajador que vende a un tercero los materiales sobrantes de la empresa cliente.

La sentencia de suplicación ahora recurrida por la empresa (STSJ/Comunidad Valenciana 07-02-2017 -recurso 3382/2016) declaró improcedente el despido del trabajador recurrente en suplicación, revocando la sentencia de instancia (SJS/Benidorm nº 1 de fecha 30-06-2016 -autos 554/2015) que había considerado el despido como procedente.

La empresa recurrente en casación unificadora invoca como contradictoria, a los fines del art. 219 LRJS, la STSJ/Comunidad Valenciana 10-01-2017. En los hechos probados en esta sentencia invocada por la empresa se relata el supuesto de otro trabajador de la misma empresa a la que se imputa para despedirlo análoga conducta de venta de cable sobrante de la empresa cliente en una chatarrería y que las diligencias penales fueron sobreseídas libremente. El despido fue declarado procedente.

La sentencia del Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo desestima el recurso interpuesto por la empresa al entender que no concurre el requisito o presupuesto de contradicción de sentencias, exigido en el art. 219.1 LRJS para viabilizar el recurso de casación unificadora, puesto que existen presupuestos de hecho que permiten valorar las conductas de los trabajadores despedidos, desde planteamientos fácticos diferentes, y que consecuentemente para cada una de las sentencias suponen conductas con consecuencias distintas.

Debe, además, tenerse en cuenta, razona el Supremo, la reiterada doctrina de esta Sala sobre la causa de despido consistente en la trasgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en el desempeño del trabajo en relación con el juicio de contracción a efectos del recurso de casación unificadora (» la calificación de conductas a los efectos de su inclusión en el art. 54 ET no es materia propia de la unificación de doctrina, ante la dificultad de que se produzcan situaciones sustancialmente iguales «), reflejada, entre otras, en la STS/IV 19-07-2010 (recurso 2643/2009 ), que:

<< La Sala entiende ... que también cuando se trata de supuestos de "La transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo" articulados como motivo de despido disciplinario no basta con la mera existencia de la transgresión o del abuso para declarar la procedencia del despido, son que, como en los demás supuestos de incumplimientos contractuales, es igualmente necesario que pueda calificarse como un "incumplimiento grave y culpable del trabajador", por lo que, como regla, pueden ponderarse las circunstancias concurrentes para agravar o para atenuar la conducta del trabajador, las que tendrán mayor o menor incidencia en la referida calificación atendida la gravedad objetiva de la conducta constitutiva del incumplimiento. Por consiguiente, como destaca, entre otras muchas, la STS/IV 27-enero-2004 (rcud 2233/2003 ), es doctrina de esta Sala la de que "el enjuiciamiento del despido debe abordarse de forma gradualista buscando la necesaria proporción ante la infracción y la sanción y aplicando un criterio individualizador que valore las peculiaridades de cada caso concreto ( sentencias de 19 y 28 febrero 6 abril y 18 de mayo de 1990 , 16 mayo 1991 y 2 de abril y 30 de mayo de 1.992 , entre otras)».

La consecuencia de la aplicación de la tesis gradualista cuando concurren circunstancias a valorar en cada caso concreto incide en materia propia de la valoración de la prueba, lo que excede del ámbito del recurso de casación unificadora, y, además dificulta o impide de hecho la existencia del presupuesto de contradicción, como ha puesto de relieve, entre otras, la STS/IV 15-enero-2009 (rcud 2302/2007 ) y las que en ella se citan.

Por todo ello, el TS desestima el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por la empresa y ratifica la sentencia del TSJ que declaró la improcedencia del despido.

Buscar
Categorías

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies