07 Jun

El TS declara ilegal por abusiva una huelga al pretender que la empresa negociara con cinco comités de huelga

El Tribunal Supremo acaba de sentenciar que es ilegal, por abusiva, una huelga convocada por cinco sindicatos diferentes con el mismo objeto para los mismos días. Entiende el TS que eso dificulta la negociación con cinco comités de huelga (sent. del TS de 25 de abril de 2019, en unificación de doctrina).

Razona el TS que aunque cada sindicato tiene derecho a convocar y desconvocar la huelga, sólo o por separado, resulta abusivo pretender que la negociación se lleve a cabo simultáneamente, con los cinco comités de huelga sin minorar el número de componentes de la comisión negociadora.

Esto, entiende el Supremo, es desproporcionado, dado lo dispuesto en el art. 5 del RDL 17/1977 al respecto y en el art. 87-1 del ET sobre la composición de la comisión negociadora de los convenios de empresa.

El caso concreto enjuiciado

El presente procedimiento tiene por objeto la declaración de ilegalidad de la huelga, convocada por separado
por los cinco sindicatos demandados para los días 26 de febrero de 2017 hasta el 5 de marzo siguiente.

Esa pretensión se basa en que los motivos y objeto de las convocatorias de la huelga eran los mismos en los cinco casos, lo que, realmente suponía un único proceso de huelga, pese a lo que se habían constituido cinco comités de huelga diferentes.

Esos comités contaban con 43 miembros en lugar de los 12 que como máximo debe tener un comité de huelga ( art. 5 del RDL 17/1977 ), lo que además hacía que esa composición fuese ineficaz para una negociación ágil, pues el número de negociadores por la parte social entorpecía y dificultaba la negociación.

Por ello, entiende la empresa que se ha hecho un uso abusivo y en fraude de ley del derecho de huelga, al convocar cinco diferentes con idéntico objeto, inicio y duración lo que hace ilícitas las convocatorias y obligaba a los convocantes a repararle los perjuicios causados, pretensión esta última de la que desistió.

La sentencia recurrida desestima la demanda interpuesta por la empresa, al entender, sustancialmente, que era lícito que cada sindicato hiciese una convocatoria de huelga, así como la forma en que esa convocatoria se había realizado, sin que apreciase ilegalidad alguna, ni que los convocantes hubiesen actuado en fraude de ley o de mala fé.

Contra esta resolución, se ha interpuesto recurso ante el Tribunal Supremo, que ahora revoca la sentencia dictada por la Audiencia Nacional y da la razón a la empresa.

La sentencia del Supremo

El Tribunal Supremo determina que los hechos obligan a calificar de ilegal por abusiva una huelga iniciada legalmente y que devino en ilegal, conforme al artículo 11-d) del RDL 17/1977 , por la conducta adoptada por los miembros de los comités de huelga.

Éstos (los miembros de los comités) se negaron a constituir una comisión negociadora con una composición más ajustada a las disposiciones de la norma reguladora, lo que impidió el desarrollo de una negociación que podría haber facilitado un acuerdo sobre el final de la huelga.

Razona el Supremo en su sentencia que no cabe alegar que las cinco convocatorias separadas de huelga los mismos días constituyese una acción concertada ilegal, buscada para coordinar e integrar la actuación de todas las centrales sindicales convocantes aunando sus voluntades y bloqueando la posibilidad de desligarse de ese acuerdo, ya que el ejercicio del derecho de huelga es libre y corresponde en su vertiente colectiva a cada sindicato que, por ende, puede desconvocar, al igual que convocar, la huelga con independencia de lo que hagan los demás.

Si ello es así, la constitución de una comisión negociadora única se adecúa a lo previsto en la norma, siempre que se respete la representatividad de cada sindicato.

El posible pacto que se alcance, conforme al inciso final del art. 8-2 del RD 17/1977 , tendrá valor de convenio colectivo, siempre y cuando que la decisión de la parte social que vote a favor del acuerdo se acomode a los requisitos de mayoría representativa que establece el ET en su Título III para la aprobación de los convenios colectivos estatutarios.

En otro caso, entiende el Supremo, el acuerdo de fin de huelga tendrá eficacia de simple pacto contractual que obliga a los firmantes del mismo, lo que comportará que en ambos casos los disidentes puedan acordar seguir adelante con la huelga si lo consideran oportuno y asumen las responsabilidades que de ello se derive, ex artículo 11 del citado RDL, pudiendo también adherirse a ese pacto.

Tampoco son acogibles, señala el TS, las argumentaciones relativas a que el pluralismo sindical viabiliza la posibilidad de negociaciones separadas con los distintos comités de huelga.

Esa negociación múltiple que ve viable la sentencia recurrida, sentencia el TS, para que se alcancen acuerdos por separado entre la empresa y los sindicatos mayoritarios, no resulta tan fácil articular en la práctica, máxime cuando sobre esos posibles acuerdos pende el riesgo de su anulación por haberse excluido de la negociación de los mismos a los minoritarios, quienes pueden alegar la violación de su derecho a tomar parte en la negociación de un acuerdo con valor de convenio colectivo o de pacto contractual.

Por todo ello, declara ilegal por abusiva la huelga.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies