17 Jul
modificación de horario

El TSJ de Cataluña desestima una petición de modificación de horario por razones de conciliación al entender lícitas las causas organizativas esgrimidas por la empresa

Interesante sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que ratifica la denegación de una petición de modificación de horario solicitada por un trabajador por razones de conciliación; en concreto, solicitaba empezar su jornada laboral más tarde para poder llevar a su hijo al colegio. Entiende el TSJ que las razones organizativas esgrimidas por la empresa para la denegación han quedado suficientemente acreditadas (sentencia del TSJ de Cataluña de 20 de junio de 2019).

El caso concreto enjuiciado
Un trabajador prestaba servicios para una empresa dedicada a la actividad de servicios urbanos, con contrato a jornada completa. La empresa resultó adjudicataria en concurso público del mantenimiento de parques y jardines del municipio.

EL horario de prestación del servicio de jardinería era el comprendido entre las 7:00 AM y las 15:00 PM de todos los días laborales. Según constaba en el pliego de condiciones, el horario no se podrá modificar sin autorización expresa de los Servicios Técnicos Municipales responsables de parques y jardines.

Al empleado, puntualmente, se le concedió un acceso tardío, pero no un cambio de horario. El horario de trabajo lo fija el Ayuntamiento, está en el pliego de condiciones y no se podía modificar.

En fecha 27.11.17, el trabajador pidió un cambio de horario, solicitando empezar su jornada laboral a las 8:00, después de llevar a su hijo al colegio, prolongando su jornada en proporción al tiempo dedicado empleado en ello, de acuerdo con el Plan de Igualdad de la empresa.

En concreto, el Plan de Igualdad de la empresa establecía expresamente lo siguiente: “se establece garantizar que los padres disfrutarán de la paternidad, promocionando el ejercicio de los derechos legalmente establecidos y, concretamente, se garantizará la utilización de las medidas en materia de conciliación.

Las personas integrantes de la plantilla tendrán derecho a la utilización de todas y cada uno de las medidas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar sin que ello suponga un menoscabo en su faceta profesional o personal (…)”.

La empresa le contestó que no era posible atender a su solicitud, ya que ésta “generaría un agravio comparativo respecto de sus compañeros de trabajo, que tienen exactamente el mismo horario (por ser único) y los mismos problemas logísticos para atender a sus obligaciones familiares”.

El trabajador está divorciado y disfruta de un régimen de guarda y custodia compartida del hijo menor, distribuido en semanas alternas, desde el domingo a las 20:00 horas hasta el domingo siguiente a las 20:00 horas, correspondiéndole dos tardes intersemanales cuando le corresponde la semana de guardia.

La empresa le ofreció la posibilidad de reducción de jornada, pero al trabajador no le interesó.

El trabajador interpuso una demanda (con fecha 22 de enero de 2018) para hacer efectivo su derecho a la conciliación, solicitando además una indemnización por daños y perjuicios de 3.000 euros. Tanto el Juzgado de lo Social como el TSJ de Cataluña desestiman la demanda.

La sentencia del TSJ
El TSJ ratifica la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº 2 de Tarragona que desestimó la petición del trabajador, al entender que las razones esgrimidas por la empresa para la denegación estaban justificadas.

Entiende el TSJ que el trabajador únicamente ha probado que tiene la custodia de su hijo una semana de cada dos, pero sin mayores concreciones, pidiendo una modificación de horario que, según entiende el tribunal, “conllevaría realizar una jornada de trabajo distinta a la que ya tiene”.

Por su parte, la empresa ha probado la existencia de causas organizativas que impiden acceder a la petición del trabajador. Por ello, el TSJ desestima el recurso de suplicación y ratifica la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social que desestimó la petición del trabajador.

Recuerda el TSJ que el derecho de concreción horaria de la reducción de jornada por guarda legal (que el tribunal hace extensible a la petición de modificación sin horario) que conlleve la modificación de la distribución horaria (en este caso concreto, respecto a la hora de inicio de la jornada), ha de someterse a la ponderación de intereses de ambas partes. Y en este sentido, las causas organizativas alegadas por la empresa están justificadas.

En concreto, en cuanto a la causa organizativa alegada por la empresa, entiende el TSJ que “es claro que concurre”, puesto que los horarios de los trabajadores de la empresa, incluido el del empleado que interpone la demanda, es de 6:30 a 15:00 en verano y de 7:00 a 15:00 en invierno de lunes a jueves y de 7:00 a 15:00 los viernes.

Además, dicho horario lo fija el contratista principal, que es el ayuntamiento, nadie en el servicio ha pedido modificación de horario y además, el trabajador, señala la sentencia, salvo acreditar que está divorciado y que tiene a cargo a su hijo menor cada dos semanas, “no ha acreditado que ello le impida cumplir su horario de trabajo, sin que tampoco haya llevado propuestas alternativas”.

Por ello, el TSJ desestima la demanda interpuesta por la defensa del trabajador.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies