22 Jul
sentencias vacaciones y carga de la prueba

Extinción de contrato: la carga de la prueba del disfrute de vacaciones recae en la empresa

Abono de vacaciones no disfrutadas en caso de extinción del contrato. La carga de la prueba del disfrute de vacaciones corresponde a la empresa, puesto que al acreedor (trabajador) corresponde acreditar los hechos constitutivos de su derecho (el derecho al descanso en este caso, derivado del ejercicio de la actividad laboral). Así lo acaba de sentenciar el TSJ de Castilla y León en un caso de extinción del contrato por despido objetivo (sentencia del TSJ de junio de 2019).

Una empresa comunicó al trabajador su despido con efectos del 16/5/18, amparándose en el art. 52. c) del E.T (despido objetivo por causas económicas), aludiendo como causas motivadoras de la extinción del contrato razones objetivas de índole económica consistente en la existencia de perdidas por la caída del nivel de ingresos lo que conlleva al cierre de la empresa.

El trabajador firmó la carta de despido, en la que reconocía conocer la situación de la empresa, aceptando el despido objetivo. La empresa ha abonado al empleado la nomina reclamada íntegramente sin que nada se le adeude por diferencias salariales, de la que expresamente ha desistido. Y en cuanto a las vacaciones, nada se ha probado acerca de su no disfrute.

La sentencia del TSJ
El TSJ revoca el fallo de la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social, manteniendo la declaración de procedencia del despido, para estimar la pretensión de pago de las vacaciones devengadas y no disfrutadas en cuantía de 523,60 euros, a cuyo pago se condena a la empresa.

En su sentencia el TSJ deja claro que la carga de la prueba del disfrute de vacaciones corresponde al empresario, puesto que al acreedor (trabajador) corresponde acreditar los hechos constitutivos de su derecho (el derecho al descanso en este caso, derivado del ejercicio de la actividad laboral), mientras que al deudor (empresa) corresponde acreditar las causas que determinan su extinción, en este caso el pago o disfrute vacacional.

La carga de la prueba debe recaer en la empresa, razona la sentencia, por la facilidad probatoria, incluso aunque no fuera aplicable en ese momento la obligación de registro de jornada, sin que nada se plantee en este caso por las partes sobre la interpretación de la Directiva 2003/88/CE (sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 14 de mayo de 2019 en el asunto C-55/18, Deutsche Bank).

(nota): La sentencia del TJUE de 14 de mayo de 2019 es la que determina la obligatoriedad de registrar la jornada de todos los empleados, tal y como te explicamos en su momento en nuestro blog).

Buscar
Categorías

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies