30 May
AN sentencia retribución variable 2019

Retribución variable: la AN condena a una empresa a abonar al 100% del bonus por no comunicar adecuadamente los objetivos concretos

Interesantes sentencia de la Audiencia Nacional en materia de retribución variable en la que estima la demanda interpuesta por un sindicato y condena a la empresa a abonar el 100% del incentivo financiero a la plantilla al entender que no se comunicaron los objetivos concretos de la forma adecuada (sent. Audiencia Nacional de 6 de mayo de 2019).

El caso concreto enjuiciado

El letrado del sindicato UGT interpuso una demanda de conflicto colectivo a la que se adhirió otro sindicato para solicitar que se condenase a la empresa a abonar a los trabajadores afectados el 100 por ciento de la retribución variableen concepto de bonus del objetivo EU Financial Target, correspondiente al primer periodo, desde el 1 de enero al 31 de mayo de 2018, así como el segundo periodo, del 1 de junio al 31 de diciembre de 2018, y a estar y pasar por lo anterior.

El día 12 de abril de 2018 en el SIMA la empresa alcanzó un acuerdo con la representación legal de los trabajadores (RLT) en el que se comprometía a cumplir con el sistema de Retribución variable según el esquema de bonus facilitado a la RLT.

Según dicho esquema en la empresa existen tres tipos de objetivos: OPPA, KPIs Y EU Financial Target- objetivo corporativo de la compañía que comporta el 50 % del total de la retribución variable.

Si bien los dos primeros se han abonado, el segundo, sin comunicación alguna del concreto objetivo fijado para el año 2.018 ni a los trabajadores ni a la RLT, no ha sido abonado limitándose la compañía a referir “que no se alcanzado, sin que conste si quiera la fecha de su fijación”.El sindicato entendía que  con arreglo a los arts. 1.256 y 1258 Código Civil (CC) el objetivo al no haber sido fijado ni comunicado debía tenerse por cumplido en tiempo y forma.

La empresa alegaba que se considera que la RLT se dio por completamente informada en el Acto del SIMA, y entendía que el hecho de que se haya tolerado que no se comuniquen los concretos objetivos fijados en anteriores campañas, vinculaba a la plantilla, con arreglo a la teoría de los actos propios.

La sentencia de la AN

La Audiencia Nacional falla a favor de los sindicatos y declara el derecho de los trabajadores a percibir el 100% del incentivo.

En primer lugar, la AN recuerda que el artículo 1256 del Cc proscribe que la validez y el cumplimiento de los contratos quede a la arbitrio de uno de los contratantes. Además, por otro lado, y haciendo aplicación de este principio general a las obligaciones sometidas a condición dispone el art. 1119 Cc que “se tendrá por cumplida la condición cuando el obligado impidiese voluntariamente su cumplimiento”.

Estos arts. del CC, deja muy claro la Audiencia Nacional, son perfectamente aplicables en este caso. Además,  la STS de 15-3-2015 ( rec 8/2014) exponiendo la doctrina de la Sala IV al respecto razona:

“Si la consecución de los objetivos a los que se subordina la percepción del complemento salarial de referencia no se llega a alcanzar por obra de la parte que debe satisfacerlos, obviamente, ello no habrá de impedir su devengo, en tanto en cuanto se acredite la dedicación y esfuerzo del trabajador en orden a la consecución de aquéllos” ( STS de 19 julio 1990 (R. 222/1990 ).

Con la jurisprudencia del TS en la mano, señala la AN, es la empresa quien debe controlar el rendimiento de sus empleados, sin que sobre ellos pueda recaer la consecuencia desfavorable (perder el incentivo) de que así no lo haga. Por tanto, cuando no se fijan los objetivos o dejan de controlarse los resultados alcanzados entran en juego principios o doctrina que impiden perjudicar a la contraparte.

Y aplicando esto al caso concreto, hay que dar la razón a los sindicatos, puesto que:

. En primer lugar, porque contrariamente a lo solicitado en modo alguno consta en el Acta del SIMA de 12-4-2018 que la RLT de diera por satisfecha con toda la información que recibía, facultando a la empresa a no comunicar incentivo alguno, al respecto debemos traer a colación lo dispuesto en el art. 1283 Cc (“Cualquiera que sea la generalidad de los términos de un contrato, no deberán entenderse comprendidos en él cosas distintas y casos diferentes de aquellos sobre que los interesados se propusieron contratar.”)

. En segundo lugar, porque la mera tolerancia de la plantilla a una situación manifiestamente contraria a Derecho cual es que no se comuniquen por la empresa los objetivos al alcanzar para el percibo de un determinado complemento salarial, en modo alguno faculta a ésta para perseverar indefinidamente en tal conducta, quebrantando un precepto de carácter imperativo cual es el contenido en el art. 1.256 Cc .

. Además, tampoco puede escudarse la empresa en el hecho de que el objetivo a alcanzar se fije con arreglo a un dato empresarial sensible ( en este caso el resultado global del grupo a nivel europeo) que se quiere preservar del conocimiento de terceros, impida la comunicación a la plantilla.

. Siendo la fijación de objetivos una atribución empresarial, las consideraciones que acabamos de exponer, concluye la AN, imponen que se fijen con arreglo a un dato que pueda ser conocido por los empleados, lo cual debió ser ponderado por la empresa al fijar el objetivo concreto.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies