17 Sep
no cabe nulidad denunciar a la empresa el día del despido

Un JS descarta vulneración de la garantía de indemnidad al denunciar a la empresa el mismo día de su despido

Un tribunal ha descartado la vulneración de la garantía de indemnidad (y por tanto, la nulidad) en un caso donde el trabajador denunció a su empresa justo el día de su despido.

Razona la sentencia (JS de Logroño de 5 de junio de 2020) que la denuncia presentada por el trabajador contra la empresa ante la Inspección de Trabajo se produce el mismo día de su despido, 18 de octubre de 2.019.

En esa fecha, ha quedado acreditado que el trabajador ya no prestó servicios para la empresa, tal como se refleja en los discos tacógrafos del vehículo conducido por el trabajador, por lo que entiende el JS que ninguna relación puede existir entre el despido y la denuncia.

El caso concreto enjuiciado

El día 18 de octubre de 2.019 la empresa notificó al trabajador su despido disciplinario. Tal y como se especificaba en la carta:

(…) Los hechos descritos constituyen un incumplimiento grave y culpable de sus obligaciones contractuales, por lo
que los calificamos como Falta Laboral de carácter Muy Grave que, sancionamos con Despido Disciplinario, de
conformidad con lo establecido en el artículo 54.2.b) del Estatuto de los Trabajadores.

No obstante lo anterior, le ofrecemos cheque nominativo por el importe de 3.716’49 euros correspondiente a la
liquidación de su Contrato de Trabajo, en laque está incluida la Indemnizaciónque le correspondería, su despido
fuera considerado improcedente, por el importe que aparece reflejado en dicha Liquidación”.

El trabajador recurrió a los tribunales, solicitando la declaración de nulidad. El día de su despido, el trabajador denunció a la empresa ante la Inspección por horas extras no abonadas y por incumplir el registro de jornada.

Consta aportado a las actuaciones Informe emitido por la Inspección Provincial de Trabajo de fecha
de 16 de enero de 2.020 con el siguiente contenido:

” En contestación al oficio remitido por el Juzgado de lo Social N° 1 de Logroño en AUTOS Despido/Ceses en general 0000582/2019, en el que se solicita remisión de copia de los expedientes abiertos contra la empresa
demandada, le comunico:

Del escrito de demanda que adjunta a su solicitud, se desprende que Aquilino fue despedido mediante carta de
18 de octubre de 2019, por la empresa demandada.

En su demanda alega que, habiendo presentado denuncia en la Inspección de Trabajo, el despido es nulo por reivindicar el trabajador sus derechos laborales.

Consultados los archivos de esta Inspección, el único expediente pendiente de esta empresa abierto actualmente, es una orden de servicio generada tras escrito que presentó Aquilino el día de su despido, 18 de octubre de 2019, a las 11:38 horas.

En dicho escrito se denuncia que en la empresa no se lleva registro de jomada y una serie de deficiencias en materia de prevención de riesgos laborales.

A la fecha en la que se emite este informe, por la actuante no se han iniciado actuaciones en la empresa.

Únicamente se ha solicitado asistencia técnica al IRSAL para llevar a cabo visita al centro de trabajo de la empresa.

La sentencia

El JS descarta la declaración de nulidad del despido.

Sobre la orden de servicio pendiente a la que se refiere la Inspección de Trabajo en su informe, razona la sentencia que carece de relevancia ya que en el propio informe se hace constar que la denuncia presentada por el trabajador contra la empresa se realizó el mismo día de su despido, a las 11’38 horas.

Por la defensa del trabajador se solicita que se declare la nulidad del despido alegando que la verdadera causa del despido son las reivindicaciones del trabajador realizadas en los últimos meses solicitando el pago de las horas extra realizadas, y el cumplimiento de la normativa laboral por parte de la empresa llegando a efectuar una denuncia ante la Inspección de Trabajo.

Frente a dicha pretensión, se opone la parte demandada, reconociendo, por un lado, la improcedencia del
despido efectuado, y oponiéndose a cualquier situación de vulneración de derechos fundamentales por parte
de la empresa hacia el trabajador.

Descarta la nulidad el JS por varios motivos.

Recuerda el JS que conforme a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, para imponer la carga probatoria a la empresa (demostrar que no ha habido vulneración) no es suficiente con que el trabajador efectúe la mera alegación de la vulneración constitucional, sino que ha de aportar un indicio razonable de que el acto o práctica empresarial lesiona sus derechos fundamentales para poner de manifiesto, en su caso, el motivo oculto de aquel acto o práctica.

Y en este caso, entiende el JS, de las pruebas practicadas, no puede entenderse acreditado por el trabajador, ni siquiera de manera indiciaria, el hecho de que la actuación de la empresa sea una represalia vulnerando así su derecho de indemnidad.

Así, señala el trabajador en su demanda que la verdadera causa del despido son las reivindicaciones realizadas en los últimos meses solicitando el pago de las horas extra realizadas, y el cumplimiento de la normativa laboral por parte de la empresa llegando a efectuar una denuncia ante la Inspección de Trabajo.

Sin embargo, tal como se refleja en el informe emitido por la Inspección de Trabajo el 16 de enero de 2.020:

” el único expediente pendiente de esta empresa abierto actualmente, es una orden de servicio generada tras escrito que presentó el trabajador el día de su despido, 18 de octubre de 2019, a las 11:38 horas.

En dicho escrito se denuncia que en la empresa no se lleva registro de jomada y una serie de deficiencias en materia de prevención de riesgos laborales”.

Es decir, la denuncia presentada por el trabajador contra la empresa ante la Inspección de Trabajo se produce
el mismo día de su despido, 18 de octubre de 2.019, fecha en la que el trabajador ya no prestó servicios para
la empresa, tal como se refleja en los discos tacógrafos del vehículo conducido por el trabajador, por lo que
ninguna relación puede existir entre el despido y la misma.

Al margen de dicha denuncia, cuya resolución por la Inspección de Trabajo, en su caso, tendrá efectos en la
reclamación de horas extra realizada por el trabajador frente a la empresa, pero no en este proceso de despido,
no consta acreditado que el trabajador formulara con carácter previo a su despido ninguna reclamación frente a la empresa que motivara su despido.

Por todo ello, concluye la sentencia, la pretensión principal de nulidad ha de ser desestimada.

 

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies